PERO... ¿Y POR QUÉ?

Pero... ¿y por qué? es la pregunta que quizás he escuchado más a lo largo del último año. Esta y otras frases como: "¿Qué necesidad tienes con lo bien que vives?", "es una locura", "¿No tienes miedo?", "es un riesgo muy alto"... y muchas más frases del mismo estilo.

A la pregunta "pero... ¿y por qué?" mi respuesta siempre es: "¿Y POR QUÉ NO?"




Se estarán preguntando que estoy hablando, e incluso que tiene que ver este tema con la temática del blog. Pero si se paran a leer con cautela y con el corazón verán la importancia que tiene la calidez humana en las relaciones, sean del tipo que sean.

Hace aproximadamente un año decidí ser madre de acogida. Para las personas que no sepan lo que es exactamente un acogimiento es tener, cuidar y educar a un/a niño/a ya sea de manera temporal o permanente. La finalidad es que una vez resuelta la situación familiar (en el caso que se consiga), el menor volvería con su familia biológica.
En mi caso por mi perfil profesional, el/la menor tendrá algún tipo de trastorno de la conducta o emocional.

Evidentemente, dicho así, suena bastante "heavy". Parece una situación complicada en todos los aspectos: a nivel emocional, de tiempo, dedicación y esfuerzo. Y asumo que lo será. La crianza de un/a niño/a siempre es una labor bastante compleja y que requiere un esfuerzo titánico.

Cuando me preguntan "¿Por qué coño me he metido en este lío?" yo lo veo bastante simple.

La sociedad actual es egoísta, individualista y cómoda. Vemos todos los días como no queremos complicaciones, no queremos problemas. Lo podemos ver hasta en las relaciones sentimentales. A la mínima complicación tiramos la toalla y abandonamos el barco "maricón el último".

He dedicado más de media vida a centrar mis estudios y formación en la ayuda al otro. Es una vocación con la que he nacido. Saber que mi esfuerzo hará feliz a alguien. 
Creo que todos tenemos una finalidad, y la mía claramente es ayudar en todo lo que pueda a quien pueda. Me sentiré tremendamente afortunada si con el paso de los años, tan solo una persona en este mundo, podrá ser mejor persona, o quizás un poquito más feliz gracias a mi cariño y trabajo.

Estoy muy agradecida con todo lo que tengo y he tenido (ojo, que no tengo una puta mierda). He tenido la suerte de haber nacido en una buena familia que me ha educado, me ha amado, me ha dado unos valores que me hacen feliz. Me han enseñado a ser generosa, a ser consciente, a ser feliz siendo yo misma. He mamado desde la cuna que ayudar al otro es casi una bendición. 
He visto muchos niños de acogida pasar por casa gracias a mis padres. Me han enseñado que es una labor dura pero enriquecedora como casi ninguna ¡Gracias papá y mamá!

Quizás no necesitamos hacer "locuras como estas para ser solidarios o altruistas". Quizás simplemente necesitamos mirar un poco a nuestro alrededor para ser conscientes de que debemos ayudarnos. No girar la cabeza a otro lado a los problemas y ser más empáticos en nuestro día a día. 

Debemos ser más comprometidos con nosotros mismos y con los demás. No tener miedo al compromiso. Ser leales y bondadosos.
Si querer hacer feliz a un/a  niño/a es estar loco, quiero estar loca de atar y lo haría una y mil veces más.

Cuando me preguntan que si no me da miedo, siempre mi respuesta es afirmativa. ¡Estoy acojonada! Pero creo que como cualquier otro padre que quiere lo mejor para un hijo. Como cualquier persona que se enfrenta a un nuevo reto en su vida. Pero ese miedo no puede paralizarme en cumplir un sueño. 

La muerte es parte de la vida y por ello no dejaré de vivir. El desamor es parte del amor y por ello no dejaré de amar. El miedo es parte de este proyecto y por ello no dejaré de soñar.

Ahora les dejo, que estará a punto de llegar el nuevo miembro de mi familia y tengo un compromiso con "intentar hacer feliz" a esa personita que tanto amor y cariño necesita.


RECUERDA CUPIDERO: AYUDA A CRECER A LOS DEMÁS Y CADA DÍA TÚ SERÁS MÁS GRANDE.






LES QUIERO CON MUCHO HUMOR


Les recuerdo que pueden seguirme a través de:

Facebook / Pinterest / Google+ / Instagram: La Mirilla De Cupido
Twitter: @mirilladecupido
Gmail: lamirilladecupido@gmail.com


1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Compartir

La Mirilla De Cupido © Nass Marrero