VOY A ALIMENTAR TODAS MIS MARIPOSAS DEL ESTÓMAGO (O FUMIGARLAS)

¡Cómo nos gusta sentir esa maravillosa sensación de enamoramiento!. Ese dulce revuelo que metafóricamente lo denominamos "sentir mariposas en el estómago". Ese cosquilleo que nos enajena por completo de nuestro sentido común. Esa sensación que nos eleva todos nuestros biorritmos y los niveles de serotonina, aportándonos un completo estado de bienestar e incluso atontamiento.




MALDITAS CADENAS (RELATO ERÓTICO)

Era la misma mierda de siempre. Una y mil veces la misma historia se repetía. Era aquella vieja historia que estaba anclada a sus cuerpos, a sus pieles y a sus recuerdos.
No era una historia de amor, jamás lo fue, ni lo será nunca. Tampoco era una historia de sexo ni de lujuria. Era simplemente la historia.
Era la misma mierda de historia de siempre.

Se buscaban incesantemente, una y mil veces. Daba igual el espacio o el tiempo. Nada de eso importaba, estaban por encima de la física, porque era pura química. 



ATADO A MI MENTE (RELATO ERÓTICO)

Inés recién había acabado los exámenes de sus parciales. Había sido unos meses bastante duros. Sentía la necesidad de liberarse por completo de todas las obligaciones en las que había estado inmersa esos últimos meses.
Le encantaba leer al aire libre, así que tomó uno de sus libros de la estantería y se fue al parque. 
Inés era una joven que disfrutaba al máximo de los pequeños placeres. Ir a aquel parque con el olor a hierba húmeda era todo un regalo para sus sentidos.

Eligió uno de los bancos más alejados de los columpios para poder centrarse lo mejor posible en su lectura. Al fondo del parque se podía ver un pequeño estanco con unas mesas a su alrededor, donde los padres vigilaban de cerca a los menores que correteaban por todo el parque.


Compartir

La Mirilla De Cupido © Nass Marrero